jueves, 25 de julio de 2013

Piel.











Quiero que tu sonrisa viva para siempre en tu rostro.
Que tus ojos mantengan el brillo de la inocencia.
Que esperanza sea una palabra proscrita en tu historial y en su lugar escribamos entre todos y en mayúsculas: PLENITUD.

Desearía no haber sentido esa punzada que me hizo escribir lo que más abajo viene. Desearía verte siempre así: sonriente, feliz con poco, pero feliz.













PIEL


Tu piel color tabaco,

cuero bruñido,

no es cuero,

sino papiro,

sombra doliente,

ámbar pulido,

transparente

de hambres seculares

y sueños no nacidos.


Olor a muerte

cuando todavía eres un niño.

Sin retorno.

Sin futuro.

Una cruz en el olvido.


5 comentarios:

  1. Realidades que hacen temblar el alma en esos versos, que son, que están, que permanecen en nuestro interior en la impotencia, en la mirada lejana, sin solución... Realidad.
    Lines

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Ohhh, muchas gracias!! Bienvenido a mi casa lunar, Andrés!!

      Eliminar
  3. Crudo, pero real. Ojalá el poema fuera como la piel del niño, rosa. Pero sabemos que hay historia que no se puede cambiar, aunque queramos. Es triste, muy triste. Un abrazo.

    ResponderEliminar

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural
Una revista para lunátic@s