domingo, 8 de junio de 2014

Besos con café.











Nos supo a pasión reposada
aquel beso del desayuno.
Nuestras bocas, depositarias
de la noche y su fragor,
descubrieron nuevos sabores,
dispersos en las tazas del mañana.
Y fue tan mágico aquel momento
que deseé con todo el alma
que te instalaras en mi vida
y en sus inmediaciones. 



Coffee Kiss Sculpture by Johnson Tsang





11 comentarios:

  1. Bastaria el poema...porque es divinal.....pero la foto es muy ingeniosa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, ¡qué alegría que lo veas así! Gracias!

      Eliminar
  2. Adela Leonor Carabelli8 de junio de 2014, 14:23

    Encontrarse en lo pequeño, en el café compartido, qué gran cosa, Txaro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo pequeño reside la magia de los momentos compartidos, ¿verdad? Gracias por tu comentario, Adela!

      Eliminar
  3. es bellísimo este poema Txaro, se siente intenso como el café !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mar, intenso como como lo que esa escultura nos transmite.

      Eliminar
  4. Besos cuerpo a cuerpo, sorbo a sorbo...me gusta, Txaro, me gusta.

    ResponderEliminar

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural
Una revista para lunátic@s