domingo, 17 de agosto de 2014

No quiero










No quiero ser esa persona 
que cambia de afecto
como cambia la aurora,
 cuando avanza la mañana.
No deseo para mí la cumbre
de  apegos sin medida,
ni la noche en busca de la luna
que la ilumine.

Tan solo limpio el zaguán
de hojas secas y
enciendo el fuego…
Tengo frío
y una inmensa necesidad
de ser amada.


10 comentarios:

  1. Muy bonito Txaro!! La necesidad más universal que tiene el alma..Saludos

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias a ti, Consu. Yo siento lo mismo cuando te leo.

      Eliminar
  3. Los versos finales son tan cotidianos que te hacen vivir el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es gratificante saber que lo que se vive interiormente traspasa esas barreras. Gracias, Ness.

      Eliminar
  4. Sencillo y sentido ........que más se puede pedir a un poema.....Felicidades Txaro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gola. Como sabrás por tu experiencia profesional en el mundo de la foto, lo sencillo encierra muchas veces una especial complejidad.

      Eliminar
  5. Dios mío, Txaro, ¡que belleza en la sencillez de las palabfras!

    ResponderEliminar

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural

MoonMagazine. Revista Lúdico Cultural
Una revista para lunátic@s